Déjenos su nombre y teléfono.
    Le llamaremos para concretar su cita. Gracias.


    Cerrar

    01 · 10 · 2021 - Corporativas

    BECA Alba Figueroa Paniza

    Concecida

    Personalum significa que “CADA PERSONA ES UN LUGAR ÚNICO EN EL MUNDO” y así queremos que se sientan cada una de las personas que vienen a nuestro centro. Trabajamos diariamente porque así sea y atender desde el corazón.

    Hoy queremos poner el foco en nuestros terapeutas, en aquellos/as que se dedican a cuidar de nuestros hijos/as, hermanos/as, padres y madres, prestándoles su apoyo, su profesionalidad y buen hacer, todo eso con un toque de cariño.

    Más concretamente queremos hablar de ALBA FIGUEROA PANIZA, una psicóloga que soñaba con dedicarse a los que son tan fantásticos y especiales que necesitan de gente igualmente maravillosa para guiarles en el camino de la vida.

    Primero, queremos acercarnos a ella a través de las palabras de su madre y después, vamos a intentar cumplir un doble sueño.

    Hola. Me llamo Inma.

    Soy la madre de Alba, una chica maravillosa. Para mí siempre fue y será mi princesa. Sin duda, alguien especial; brillaba con luz propia. Sin destacar, como un ángel. Me gustaba recordarle: ‘Eres especial y extraordinaria, no estás aquí por nada: viniste a ayudar todo lo que puedes y a enseñar’. A toda persona que haya querido aprender o esté en ese lugar interior desde el que poder sentirlo; no todo el mundo siente el alma.

    Pero de repente se marchó. Así, sin avisar. Se le acabó el tiempo en la Tierra y me quedé aquí con el corazón roto… Mientras la tuve en mis brazos sentí algo que no se puede explicar; una paz y un amor sobrecogedores. Pero yo no me marché con ella. Eso para mí solo puede significar que tengo que seguir; quizás para hacer lo que a ella no le dio tiempo de acabar.

    Quiso estudiar psicología. Quería ayudar a esas niñas y niños que han sufrido por ser señalados como diferentes. Ahí justamente está la riqueza y siempre lo defendía: todas y cada una de las personas somos diferentes y así se nos tiene que aceptar.

    A ella no le dio tiempo a ejercer, pero sé que me guiará y yo pondré mi esfuerzo y todo mi amor para ayudar en lo que pueda. Que no se olvide su grandeza humana.

    Con tanta ilusión y sus ideas muy claras cursaba cuarto de Psicología, ya sabiendo que luego querría también estudiar Pedagogía. Bailar era su vida; a todas horas y en cualquier época del año. Le encantaba leer poesía, escribir y pintar. Pero también era muy joven y aún tenía que encontrar su camino. Yo estoy convencida de que tomó la decisión, correcta o no, de volar ella sola tan alto que nada ni nadie la pudiera agarrar. Yo siempre le decía: ‘Vuela alto, Alba, que nunca te corten las alas’. Y lo escuchó.

    Siempre estará en nosotras, en todas las personas que tocó y todas las otras que de una manera u otra seguiremos sutilmente recibiendo siempre su luz y su amor.

    Alba Figueroa Paniza”

    Y es el momento de cumplir un sueño:

    · Se cumplirá el sueño de Alba, el de ejercer la profesión más bonita al lado de sus niños/as y lo hará gracias al legado que dejó.

    · Su familia puso a la venta todos sus libros y juguetes y ha donado ese dinero para una BECA-AYUDA de 500€. Este dinero se va a destinar a que algún peque reciba las sesiones que necesita.

    · Así cumpliremos otro sueño, el de las familias que necesitan ver a sus pequeños recibiendo las terapias que necesitan.

    Un cordial saludo

    PERSONALUM

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Política de cookies
    Privacidad