Déjenos su nombre y teléfono.
Le llamaremos para concretar su cita. Gracias.


He leido y acepto la Política de Privacidad.

Cerrar

Musicoterapia

En qué consiste la musicoterapia:

La musicoterapia es el uso de la música y/o sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) realizada por un musicoterapeuta calificado con un paciente o grupo, en un proceso creado para facilitar, promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas. La Musicoterapia tiene como fin desarrollar potencialesy/o restaurar las funciones del individuo de manera tal que éste pueda lograr una mejor integración intra y/o interpersonal y consecuentemente una mejor calidad de vida a través de la prevención, rehabilitación y tratamiento.

Cuando acudir al musicoterapeuta:

No hay restricciones para hacer musicoterapia. La musicoterapia es una disciplina académica, que a través de experiencias musicales ayuda a las personas a promover su salud, y a mejorar su calidad de vida tanto a nivel psíquico, físico y social, por lo que todo el mundo puede beneficiarse de la musicoterapia, sin importar las capacidades motrices, cognitivas, sensoriales o comunicativas que la persona tenga.

En el pasado, los musicoterapeutas trabajaban más frecuentemente con aquellas personas que tenían problemas psicológicos o retraso mental. A través de un mayor énfasis en el cuidado preventivo, en la integración en la escuela de los niños/as con discapacidades, y en ofrecer más servicios a la gente mayor, los musicoterapeutas han extendido su práctica a nuevos entornos clínicos.

Trastornos a tratar:

La musicoterapia es aconsejable especialmente para personas con:

  • Trastorno del desarrollo (como niños del espectro autista)
  • Trastorno del lenguaje
  • Retraso psicomotor
  • Dificultades de aprendizaje e hiperactividad
  • Ansiedad y Depresión
  • Ancianos
  • Embarazo
  • Bebés

Aunque se puede beneficiar de este tipo de terapia cualquier niño o adulto con otro tipo de dificultad.

Protocolo de evaluación y tratamiento:

Entrevista inicial con el paciente y/o familiares o cuidadores:

El objetivo es conocer lo mejor posible al paciente para conocer sus necesidades y poder valorar la pertinencia de la intervención en musicoterapia.

Historia Musical y ficha musicoterapeuta:

Sirven para conocer los gustos musicales, las influencias culturales, la historia musical, las canciones o música significativas, etc….

La evaluación inicial:

Contemplará los siguientes aspectos:  musicales ( relación con la música, ficha musicoterapéutica, etc),  emocionales, comunicación verbal (lenguaje, habla y voz) y no verbal (contacto visual), aspectos cognitivos (comprensión de consignas y expresión coherente y fluida), aspectos físicos (nivel de autonomía, mareos, caídas, visión y oído, habla coordinaciónmotriz, etc) y aspectos sociales (soledad, familias desestructuradas, violencia intrafamiliar, nivel de escolarización…)

Plan de tratamiento:

Una vez realizada la evaluación se establecerá un plan de tratamiento en el cuál se marcarán los objetivos a trabajar (generales y específicos) y se elaborarán las actividades así como las técnicas y método que se va a emplear.

Seguimiento:

Contabilizaremos el nivel de participación y el progreso de la persona a lo largo del proceso de intervencion.

Finalización del tratamiento:

Siempre que se han conseguido los objetivos planteados, o que la persona hay conseguido el mayor grado de beneficio de la intervención en musicoterapia.

Tipos de sesiones

Las sesiones pueden ser:

  • Individuales
  • Grupales

Las sesiones de musicoterapia suelen estructurarse en cuatro partes:

  1. Canción de bienvenida
  2. Improvisación con instrumentos
  3. Actividades de expresión artística mediante dibujos o expresión corporal
  4.  Técnicas de relajación

Si necesita más información sobre nuestros tratamientos y los transtornos que atendemos...

Infórmese aquí