Déjenos su nombre y teléfono.
Le llamaremos para concretar su cita. Gracias.


He leido y acepto la Política de Privacidad.

Cerrar

Psiquiatría Infanto-juvenil y de Adultos

¿En qué consiste la Psiquiatría Infanto-juvenil y de Adultos? En psiquiatría se estudia el diagnóstico, prevención y tratamientos de las enfermedades mentales que pueden tener su origen en una base fisiológica por las características del paciente o por factores del medio que le rodea.

Cuando acudir al psiquiatra y trastornos a tratar:

En caso de que usted o alguien de su entorno experimente alguna de estas características se aconseja acuda a una consulta:

  • Cambio importante de personalidad o comportamiento.
  • Incapacidad para lidiar con los problemas diarios o tomar decisiones. Estado depresivo.
  • Alucinaciones.
  • Ansiedad o sentimiento de preocupación excesiva.
  • Cambios notables en los hábitos alimenticios con trastornos del sueño. Bulimia, anorexia, obesidad, etc.
  • Ausencia de interés sexual casi crónico.
  • Cambios importantes en el nivel de energía, sensación de estar sin fuerzas.
  • Falta de atención y concentración en las actividades diarias.
  • Desorden bipolar: encontrarse en momentos muy bajos o en momentos de ánimo muy alto sin justificación en ambos casos.
  • Adicciones: alcohol, drogas, juego, gasto de dinero excesivo, etc
  • Graves problemas de comportamiento hostil con familiares y amigos.
  • Miedo incontrolable a personas, lugares o cosas. Fobias.
  • Problemas de memoria.
  • Comportamientos sexuales que nos crean ansiedad o inquietud.

Cuando acudir al Psiquiatra Infantojuvenil y trastornos a tratar:

  1. Cuando empiece a tener conductas de una etapa anterior ya superadas: chuparse los dedos, apego excesivo, trastornos del control de los esfínteres (enuresis, encopresis).
  2. Rechazo a participar en actividades tales como ir a la escuela, hablar con los amigos, jugar con ellos, comportarse distante o extraño con los familiares, demasiada timidez, distracción, irritabilidad, etc.
  3. Comportamiento temerario, irritable o impulsivo con consecuencias peligrosas y destructivas
  4. Tendencia inesperada o aumento en decir mentiras o contar cuentos fantásticos en niños mayores de 5-6 años.
  5. Rechazo, incluso hasta el enfado a hablar de dolor físico o emocional.
  6. Cambios de comportamientos inesperados o mayor incidencia de robo, peleas u otras actividades consideradas antisociales.
  7. Aislamiento excesivo unido a falta de higiene, cambio de aficiones, lenguaje agresivo con el entorno, etc.
  8. Conducta sexualizada inapropiada para su edad con alteración del sueño, ansiedad y pérdida del control de esfínteres.
  9. Comportamiento obsesivo a separarse de la madre, por la muerte, por el futuro o por el rendimiento escolar entre otros.
  10. Exceso de preocupación por el físico: dietas extremas, cambios bruscos de tallas, exceso de actividad con fines culturistas, etc.
  11. Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad.
  12. Trastorno del espectro autista.
  13. Síndrome de Asperge.
  14. Trastornos de la Conducta.
  15. Acoso escolar.
  16. Altas Capacidades.

Protocolo de evaluación y tratamiento:

La evaluación, planificación y desarrollo del tratamiento responde a la intervención de un equipo interdisciplinar especializado en diversos tratamientos y programas.

El psiquiatra se encargará de evaluar al niño/a, en caso de ser necesario solicitará una serie de pruebas diagnósticas, tendrá una sesión informativa con los pacientes, padres y tutores para contar los resultados y proponer un programa de intervención adecuado a las características del diagnóstico.

La intervención y los distintos programas se realizan con la participación y colaboración activa de la familia y el entorno.

Tipos de visitas médicas:

  • Primera visita (primera evaluación)
  • Segunda visita de presentación del diagnóstico, si fuese posible.
  • Visitas sucesivas (revisiones durante el tratamiento)

Si necesita más información sobre nuestros tratamientos y los transtornos que atendemos...

Infórmese aquí